¿A que nos referimos cuando hablamos de osteointegración?

La osteointegración permite la unión molecular entre un implante dental y el hueso. Se trata de una interacción biofísica que impedirá separar ambos elementos. Esta característica de integración ha sido conseguida por AVINENT en el desarrollo de sus implantes gracias a una larga investigación.

Los implantes están fabricados con titanio quirúrgico, un material biocompatible, muy estable. Cada año se colocan millones de implantes y los resultados son excelentes, con un porcentaje de éxito prácticamente total.

La colocación de implantes dentales en la actualidad es una práctica muy sencilla y extendida que aporta la solución más eficaz.

Entre las recomendaciones a tener en cuenta, tras una intervención de este tipo, es la de mantener una higiene cuidada y escrupulosa para evitar infecciones. La recuperación es inmediata. Una vez realizado el implante en breve tiempo pueden acondicionarse las prótesis.

Siempre que se trate de la salud no debemos tomar un tratamiento como un gasto, en caso de los implantes debe considerarse una muy buena inversión por su durabilidad, por su escaso mantenimiento y por sus fantásticos resultados. Además, como ya hemos señalado, su estabilidad lo convierte en la solución más cómoda para recuperar las piezas dentales perdidas.

A %d blogueros les gusta esto: